Un perro se atiende en una barbería como un humano

Después de haber estado muchos meses en casa sin tener contacto con los familiares, amigos, centros comerciales y ni a los centros de belleza. En el caso de los varones se les hace urgente ir a una barbería para recortarse toda esa melena que le ha crecido. Además de retocarse la barba y así lucir como más les gusta.

Este barbero un día recibió a un cliente muy particular, de eso que así nomás no llegan. Debido a los días que vivimos en cada lugar de aglomeración se necesita esperar su turno y tener una distancia prudente. El peluquero toma su capa y llama a su cliente, pero éste resulta ser un perrito que sube a la silla para que le hagan un corte de pelo.

Novia cruel

Cuando firulais te daña el tiktok.