in

Suecia reafirma su estrategia contra el coronavirus sin en el uso obligatorio de mascarillas

Mientras que otros países europeos siguen usando tapabocas, Suecia marca la diferencia.

Suecia ha llamado la atención de todo el mundo al anunciar su estrategia menos estricta frente al coronavirus. En la actualidad, se encuentra aislada en su lucha contra la pandemia, ya que el uso de mascarillas no es obligatorio, como sucede en otros países europeos.

Por eso es que muy pocas personas llevan puestas las mascarillas cuando acuden a los supermercados o usan los autobuses y metros de Estocolmo. Para las autoridades sanitarias de Suecia la eficacia del tapabocas es insuficiente. Por ende, solo insisten a sus ciudadanos a respetar la distancia física y lavarse las manos.

A diferencia del resto de Europa, Suecia no confinó a su población. Los cafés, bares, restaurantes y empresas han estado en funcionamiento todos estos meses y solo se les ha pedido a los habitantes asumir sus responsabilidades.

Sin embargo, el número de víctimas de esta pandem1a en Suecia ha sido muy cuestionada. Hasta el momento cuenta con más de 5.800 decesos y 84 mil casos confirmados. Por eso, a este país se le ha considerado uno de los más afectados con respecto a su población.

Pero, a diferencia de otros países europeos que han sufrido una segunda ola de contag1os del nuevo coronav1rus. Entre ellos están España, Francia, Holanda, Alemania o Bélgica, en cambio en Suecia las cifras han caído desde junio.