in

Si organizas todo y lo cancelas de un momento a otro es señal de que estás padeciendo de ansiedad

Mayormente la víctima no es capaz de darse cuenta de estas señales, sino que las nota las personas que están a su alrededor.

Los problemas de ansiedad son silenciosos y a veces puedes ser víctima de ellos sin siquiera darte cuenta que estás pasando por este momento. Las señales de que algo no anda bien las notan las personas que están a su alrededor. Por eso es importante que, si notas a alguien cercano con estos síntomas, le ayudes a buscar ayuda por su bien.

Organizas todo y cancelas de un momento a otro

Eres muy buena para andar organizando reuniones entre los amigos o haces planes en tu casa. Pero de un momento a otro, cancelas todo y es porque tienes ansiedad. Optaste por esta salida porque creíste que no terminaría como lo imaginaste. Incluso te sientes mal, surge en ti el miedo o preocupaciones.

Recurres a los vicios

Puede que desees de vez en cuando fumar o beber y piensas que solo es un simple antojo. Pero podría tener mucho que ver con problemas de ansiedad. Si notas que esos antojos, como la comida, alcohol o cigarros, empiezan a ser muy frecuentes es porque algo está pasando contigo. Acudir a un especialista para que te ayude es lo mejor que puedes hacer.

Siempre estás en los peores escenarios

Cada cosa que piensas siempre planteas los peores escenarios. Por un lado, está bien, ya que eres precavida. Pero tampoco lo hagas todo el tiempo porque, cada vez que vas hacer algo no quiere decir que te va ir mal.

Es hora de dormir, pero llega el insomnio

Todos los problemas que tienes dominan tu mente y aunque estés cansada no logras dormir. Lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda antes de que tu salud esté en peligro.

Sientes que todo el mundo te juzga

Siempre estás pensando que todo el mundo te está juzgando y dicen muchas cosas malas de ti. Pero no, se trata solo de alucinaciones tuyas.

No puedes tomar decisiones fácilmente

Estás al pendiente de lo que otros digan de ti. Aunque termines haciendo cosas que no quieres, solo porque crees que lo que deciden los demás es lo correcto para ti.