Puedes usar la llamada perdida, conversar de sus planes para poder ligar con tu crush

¿No sabes como acercarte a tu crush? Con estos consejos puedes enviarle algunas indirectas que no te fallaran.

De seguro que has usado las indirectas para ligar con tu crush. Puede que pienses que es el mejor método para llamar su atención sin ser muy obvia o empalagosa. Por eso te compartimos algunas ideas para ligar con ese chico que te gusta de una vez.

La llamada perdida

Una de las famosas indirectas es marcarle a tu crush y colgar de inmediato. Se preguntará por qué lo llamaste y te devolverá la llamada. Dile que fue un error de dedo o te confundiste con otro contacto que se llama igual que él. Luego de haber aclarado ese punto, hazle la conversa y si surge de buena manera hasta puedes invitarlo a salir.

Menciona algún plan de fin de semana

No tiene nada de malo ser directa, pero tampoco lo es siendo indirecta. Cuando esté hablando con él, cuéntale sobre tus planes de fin de semana de manera sutil. Si han hablado de música y tu plan es ir a ver una banda o a un concierto, puedes mencionárselo. También le puedes preguntar de manera directa, ¿qué hará el fin de semana? Tal vez sean más emocionantes tus planes que los de él. Aunque existe la probabilidad de que él te invite a salir.

Me acompañas…

Cuando ya le hayas mencionado de tus planes puedes hacer la famosa indirecta de, ¿me acompañas a…?. Es una frase que siempre funciona. También puedes ligar con tu crush cuando le preguntas si te acompaña camino al paradero del bus, a la biblioteca o algo por el estilo. Normalmente cuando inicias una conversación, pero tienes que ir a un lugar, él decide acompañarte.

Haz una indirecta de la película que te gustaría ver

Coméntale de alguna película que recién se haya estrenado y que quieres verla. No es como invitarlo a salir, pero puedes mencionar que aún no tienes a alguien que te acompañe. Si tu crush no es tonto, puede invitarte a ir a verla junto. Aunque corres el riesgo de que no capte la indirecta y te dicen: “ya encontrarás a alguien”, “qué pena”, etc.

Necesitas la excusa perfecta para tener su teléfono

Si van a la misma universidad o trabajan en el mismo lugar, la excusa perfecta sería una tarea en equipo, un proyecto de trabajo, etc. Así guardarás su número y le podrás enviar un mensaje cuando menos se lo espere.

Conocer a sus familias, verse en las peores prendas son experiencias que vivirás después de dos años con tu novio

El lado oscuro de las mascarillas