Los padres serán los más felices cuando sus hijos decidan abandonar su casa, según estudio

Ellos sabrán así que sus hijos están preparados para valerse por sí mismos y dejarán de lado un poco la preocupación.

Vivir en la casa de nuestros padres es cómodo y económico, pues se tiene la comida hecha, la ropa lavada y todo lo que queramos es gratis. Sin embargo, aunque ellos te quieran mucho y es por eso que nunca lo admitirán cuando estén frente a ti, que dejes su casa los hará muy felices.

No lo debes tomar personal porque fue demostrado por un estudio realizado por los especialistas de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Y, es que después de ver que la mayoría de las encuestas de felicidad revelan que las parejas sin hijos la pasan mejor que las que sí los tienen, pues gozan de tiempo libre, dinero y duermen más.

Es por eso que quisieron averiguar si los padres cuyos hijos ya se han ido del hogar coincidían en este criterio. Basándose en una encuesta europea aplicada a 55 mil personas de 50 años a más, se concluyó que en este grupo de personas con hijos revelaron una mayor satisfacción con la vida y menos síntomas de depresión. Siempre y cuando los hijos ya han crecido y se han ido de casa.

Cuando los hijos crecen y se mudan le dan a sus padres satisfacción de valerse por sí mismos, alejándolos del estrés y haciéndolos más seguros para enfrentar su vejez. Como personas independientes, los hijos pueden devolver “el favor” a los padres brindándoles apoyo financiero o simplemente atención. Esto les haría superar los aspectos negativos que enfrentaron con la paternidad y sentirse plenos y realizados.

Parejas con mayor diferencia de edad tienen más probabilidades de separación, asegura estudio

Cómo oler bien aunque no te hayas bañado en varios días.