Les costará compartir su espacio, conocerán sus rutinas y otras costumbres que descubrirán cuando conviven las parejas

Aunque a algunas parejas les ha resultado estas costumbres algo asquerosas, pero no lo son.

Cuando aceptas mudarte con tu pareja, tienes que aceptar que la relación cambiará. Han evolucionado a otro nivel de confianza y los hábitos asquerosos empezarán a aparecer. Es inevitable.

Puede ser que él te complemente por ser tan natural, pero no tiene idea de lo que implica dicho proceso. Una vez que vivan juntos, no habrá manera de esconder el “detrás de escenas”. Pero hay diferentes maneras de manejarlo por el bien de los dos. Existen tres categorías asquerosas y cada uno requiere de su metodología.

En realidad, no son asquerosos, pero te molestan

Lo primero que les costará como pareja es compartir su espacio. Las mujeres suelen sentir la falta de espacio para tener todas las cosas a la mano y ellos no creen que necesites tantos productos. Los dos sienten que las posesiones del otro desperdician espacio para sus objetos valioso y así no pueden vivir. Para hacerlo feliz busca un contenedor para guardar tus cosas de manera ordenada en el armario, como: una canasta para tu secadora, plancha y cepillos debajo del lavabo.

Hábitos asquerosos, pero compartidos

Dale una oportunidad a tu pareja, puede que te lleves una oportunidad. Tal vez no entienda por qué tienes tantos productos en la ducha. Pero si le das un masaje con un buen exfoliante puede que ahora si entienda la necesidad de tus artículos. También ocurre que use muy seguido tus productos y sea él quien los acaba.

Hábitos muy asquerosos

Mayormente estos hábitos involucran pelo. Es probable que estés acostumbrada a depilarte más seguido, pero nada te prepara psicológicamente para despertar y ver tu ducha llena de barba. Por otro lado, ¿recuerdas el asco que te dio la primera vez que te depilaste? Bueno, él nunca lo ha vivido y es mejor que le ahorres el trauma.

Cuando te descuidas

Ser empáticos, escuchar al otro y demás consejos para solucionar los problemas en pareja