in

Las tías y los sobrinos desarrollan un vínculo único

Hemos visto que los abuelos llegan a tener una relación única con sus nietos y esto es por el parentesco que hay entre ellos. Sin embargo, las tías también llegan a desarrollar un vínculo más estrecho con los sobrinos. Sabías que ellas llegan a tener un lazo importante e incluso llegar a ser una segunda madre.

Si acabas de tener un sobrino o sobrina y no dejas de comprarle juguetes, ropa o abrazarlo cada vez que lo ves. Pues, te decimos bienvenida al club de las orgullosas de ser tías. A todas las tías nos ha pasado que conocemos a nuestros sobrinos desde que llegan a este mundo.

Cuando se desarrolla ese vínculo único con los sobrinos es porque en muchos casos las tías se llevan muy bien con sus padres. Pero eso no es todo, sino que a más jóvenes las tías son más comprensivas y permisivas en algunas cosas con los sobrinos.

De acuerdo al sociólogo Robert Milardo, las tías pueden convertirse en una segunda madre para sus sobrinos. Además, son uno de los soportes más importantes para los padres, porque están más cerca de ellos. Así como también las tías pueden compartir con sus sobrinos experiencias de la infancia de sus padres.

Cualquier anécdota que le haya pasado al papá del niño y que esta sea contada por la tía le será de gran ayuda al pequeño. Pues, comprenderá mejor su historia familiar. Con esto damos a entender que las tías se pueden convertir en un soporte emocional para los sobrinos. Y lo mejor de todo es que será una relación que durará para toda la vida.