Las personas que trabajan horas extras podrían quedarse sin cabello, asegura la ciencia

Trabajar demasiado terminaría dañando los folículos e impidiendo que crezca el cabello.

La frase trabajar hasta el cansancio o hasta perder el cabello ya no es algo literal. Un estudio aseguró que hay una relación muy estrecha entre la calvicie y las horas extras de trabajo. La Escuela de Medicina de la Universidad Sungkyunkwan, Seúl, Corea del Sur, aseguró esta noticia impresionante.

Para poder despejar esta duda los especialistas hicieron una relación de las horas de trabajo con la pérdida de cabello en hombres. A los participantes se les hizo un seguimiento desde el 2013 fueron casi 13400 varones entre los 20 y 39 años. El objetivo principal era descubrir quiénes se quedaban calvos más rápido.

Los resultados que se pudieron obtener fue que más horas de trabajo deja menos cabello en la cabeza. La investigación se realizó por etapas. En realidad, fueron tres, de acuerdo a las horas en las que trabajaban durante siete días. Entre estos se incluyen menos de 40 horas, menos de 52 y lo que trabajaban más de 52 horas.

Las personas que trabajaban solo 40 horas, solo un porcentaje menor al 2% desarrolló pérdida de cabello. En el segundo grupo, de menos de 52 horas, la cifra incrementó a 3%. En el último grupo analizado, es decir, los que laboraban más de 52 horas se elevó a 4% los que sufrían de calvicie.

Por lo tanto, las horas extras aceleran el proceso de la calvicie dañando folículos e impidiendo su crecimiento. De acuerdo a los especialistas, lo ideal es reducir las jornadas en personas que están entre los 20 y 30 años de edad para evitar la caída del cabello.