in

Las personas que siempre usan el ‘yo’ sus noviazgos durarán poco

Uno de los vínculos más complicados que le toca vivir al ser humanos son las relaciones amorosas. Necesitan de compromiso y dedicación, se intercambian emociones, vivencias y energía, lo que deja huella en la vida de ambos.

El impacto es tanto, que incluso podemos cambiar la manera en como hablamos sin darnos cuenta. Algo clave es la manera en cómo nos referimos a nuestra pareja, esto dice mucho de la relación y de nosotros mismos.

Un estudio realizado por la Universidad de California analizó alrededor de 1400 observación, incluidas en 7 estudios diferentes que se habían hecho antes. Con el objetivo de examinar la relación del lenguaje con el apego romántico que puede haber en cada persona. El estudio se centró en el uso de pronombres al describir la relación.

En los estudios antiguos, los participantes ofrecieron información acerca de sus parejas de ese momento. También se sometieron a diversas pruebas para evaluar qué estilo de apego los describe mejor. Tras ello, los especialistas estudiaron cada una de las narraciones a través de un programa de análisis psicológico.

Gracias a ello descubrieron que los participantes que usaban el pronombre ‘yo’ muy seguido, presentan un estilo de apego ansioso y evitativo. O sea, evitan tener intimidad emocional en sus relaciones. Los que son reservados se sienten cómodos usando el término ‘yo’ y ven el ‘nosotros’ como una carga negativa.

Los resultados ayudan a entender las relaciones interpersonales, pues, quienes hablan de sus experiencias amorosas de manera singular son los que tienen noviazgos pocos duraderos. Además, no suelen sostener relaciones saludables.

Aunque los especialistas no descubrieron por qué los pronombres indican el tipo de apego que experimenta cada persona. Pero creen que quienes tienen un apego evitativo y ansioso podrían enfocarse en ellos mismos de una manera egoísta.