Las personas que caminan muy rápido son menos felices, asegura la ciencia

Este tipo de personas también sufren de ansiedad, son nerviosas y siempre están planeando su futuro.

Eres de las personas que siempre va de prisa por las calles y no es porque te hayas hecho tarde para esa cita o para el trabajo, sino que te gusta caminar rápido. Esta reciente investigación te dejará sorprendida y hasta hará que cambies tu ritmo en el paso de tus caminatas.

En China se realizó un estudio y aseguró que las personas que caminan rápido o aceleran el paso mientras van a su destino, tienden a ser menos felices. De acuerdo a los especialistas, los ‘correcaminos’ tienden a seguir una rutina y están concentrad en cumplir sus actividades.

Por lo tanto, las personas que caminan muy rápido no se dan un tiempo para meditar y relajarse. También son víctimas de la ansiedad y nerviosas. Además, se olvidan del pasado porque casi la mayoría de su tiempo solo están planeando su futuro.

Al estar tan concentrados en su futuro hacen que se sientan satisfechos con sus logros a corto plazo y vivan infelices. Por otro lado, el estudio reveló que las personas que caminan rápido suelen ser perfeccionistas y siempre están sobreexigiéndose hasta el límite. En cambio, en los que son más pacientes al caminar sucede todo lo contrario.

Y, por si fuera poco, los encargados de la investigación revelaron que los que caminan rápido siempre tienen la mirada hacia adelante y nunca se fijan en los pequeños detalles al caminar. Pierden la felicidad porque no son capaces de ver aquellas sorpresas o alegrías que nos da la vida.

A bendecir la mesa

Deshazte de todas las cosas que te recuerden a él para poder olvidar a tu ex