in

Las mujeres son más sanas cuando han pasado por un divorcio, asegura estudio

Cuando una mujer está casa presenta algunas características muy diferentes a cuando pasa a ser divorciada.

Hay estudios que aseguran que el matrimonio es una de las mejores experiencias que una pareja puede tener. Sin embargo, la miel que destila el amor no suele durar como creen. Cuando hay diferencias irreconciliables es momento de darle paso al divorcio, pero no hay de otra. Aquí es cuando la verdadera felicidad empieza.

Si se llega a terminar una fase importante y sientes que el mundo se viene abajo. Tienes que recordar que esto funciona para darle la bienvenida a nuevas y mejores experiencias. Ya no tendrás a tu esposo esperando en la casa para que hagas la cena, no verás más ropa tirada en el baño y otras cosas que te molestaban de él. Es esa sensación que te da paz y tranquilidad. Pero eso no lo decimos nosotras, sino un estudio reveló que eres feliz después del divorcio.

Aunque se experimenta mucha intensidad en el matrimonio, fuera de eso tendrás una sensación de alivio. La separación desencadena muchos procesos que con el tiempo llevan a redescubrimiento y pasar a ser tomados como saludables, de acuerdo al estudio realizado por la Universidad de Arizona.

La investigación contó con la participación de 79 mil mujeres, quienes fueron analizadas por tres años, ellas tenían entre 50 y 79 años y eran de diferentes lugares de Estados Unidos. Todas ya habían pasado por el ciclo de la menopausia. El estudio consistió en tomar la presión arterial, medidas físicas, circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal. Pero no solo esos datos, también el consumo de alcohol, tabaco y alimentación.

En las mujeres que se casaron se vieron las siguientes características: el índice de masa corporal aumentó, bebieron más y la presión arterial sistólica aumentó. Mientras que en las mujeres que se divorciaron el índice de masa corporal disminuyó de una manera notable, el tamaño de la cintura disminuyó, mejoró su alimentación, iniciaron actividad física y aumentó el consumo de tabaco.

El estudio determinó que la pérdida de peso resulta del estrés que viven las mujeres al separarse. Pero, es verdad que ahora están disponibles para cuidar su salud con actividad física y una dieta balanceada. Además, luego de la etapa de aceptación, se volvieron más felices, dispuestas a seguir mejorando cada aspecto de su vida para verse más jóvenes.