in

Es honesta, sabe perdonarte y otras señales que indican que puedes confiar en esa persona

En tu vida puedes tener muchas personas, pero muy pocas se convierten en tus mejores amigas.

A nuestra vida las personas llegarán de muchas maneras. Algunas se quedan y otras se van. Hay amistades que duran toda la vida porque el lazo que las une es sólido y hay muchas afinidades. En algunos casos la solidez es tal que soporta incluso obstáculo de la distancia. Teniendo esto en mente, ¿cómo saber si puedes confiar en una amiga o no? Aquí te damos algunas señales e identificarlas en tu mejor amiga.

Te escucha sin dar opiniones

Cuando se trata de una amiga en que la que, si puedes confiar de verdad, siempre te escuchará sin darte ninguna opinión al respecto, a menos que tú se la pidas.

Sabe aconsejarte para tu beneficio

Puede que te encuentres en una situación muy problemática. Pero sabes que puedes confiar en tu amiga cuando ella te aconseja a favor tuyo. Ella siempre va a estar de tu lado y te dirá cuando te están pasando de la raya.

Es honestar en las buenas y malas

Es de chicas que pueden decirte la verdad sin herir. Es la amiga a la que le preguntas si has subido de peso y te es honesta con su respuesta. Es una señal básica que te dirá que puedes confiar en tu amiga.

Es tu alcahueta número 1

Cuando tienes que decirles a tus papás que te vas a quedar a dormir en su casa cuando estás en una cita. También te cuidarán las espaldas cuando tengas una cita a ciegas y no quieres correr riesgo. No importa cuál sea tu situación, ella te apoya sin importar las circunstancias.

Te cuida sin importar nada

Es la amiga que puedes llamar a las tres de la mañana y siempre te contestará. Si estás en un problema te aseguramos que saldrá corriendo para ayudarte o se preocupará por ti.

Es una amiga que te busca

Nunca pierde el contacto contigo, aunque esté al otro lado del mundo. Te envía mensajes y en muchas ocasiones hacen videollamadas si no se pueden ver físicamente.

Conoce quién eres en realidad

Es de aquellas personas a las que le puedes contar muchos detalles por más increíbles que parezcan. Sabes que nunca le ha contado tus secretos a nadie y menos cuando hayas cometido algún error.

Sabe perdonarte

A pesar de los errores que has cometido, ella nunca te ha guardado rencor. Te quiere tal como eres, por eso te acepta en las buenas y en las malas. Siempre está disponible para perdonarte.