in

El orégano y otros remedios naturales que te ayudarán fortalecer tu sistema y prevenir el coronavirus

Lo más importante es que tu sistema inmunológico este protegido para que no padezcas esta enfermedad.

Hasta el momento no se conoce hasta donde llegará el coronavirus de Wuhan China. Va en aumento la cifra de víctimas mortales y de infectados. Además, del número de casos que va creciendo fuera de este país. Autoridades chinas aseguraron que el virus muta rápidamente, que ya ha incrementado su capacidad infecciosa y que las personas transmisoras no muestran síntomas de enfermedad.

Desarrollar una vacuna contra esta enfermedad, los investigadores ya están trabajando en esto. El problema, es que no estará acta antes de un año, aseguró la Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización (GAVI).

En la actualidad lo enfermos solo son tratados con fármacos antivirales existentes, de eficacia limitada y con otros medicamentos que combaten los síntomas, fiebre, inflamación, dolor. Sin embargo, hay ciertos hábitos que aumentan la resistencia a este virus. Como una alimentación basada en productos enteros y naturales, de 5 a 10 raciones diarias de frutas y hortalizas.

Además, de un descanso nocturno con sueño de calidad es imprescindible para mantener el número y la actividad de las células inmunitarias que detectan y eliminan los virus antes de que se conviertan en un problema. En el trabajo es conveniente realizar meditación, respiración consciente y alguna técnica de relajación.

El ejercicio físico también es importante. Esta actividad fortalece la inmunidad, mejora la circulación y reduce la inflamación. Pero también existen algunas plantas con propiedades antivíricas para reforzar tu inmunidad.

Orégano: contiene sustancias antivirales como el carvacrol. Añádelo a salsas, sofritos y ensaladas. También puedes preparar un aceite aromatizado con orégano para tenerlo siempre a mano para tus recetas.

Salvia: se ha empleado tradicionalmente para tratar infecciones virales. Las propiedades antivirales de la salvia se atribuyen principalmente a compuestos llamados safficinólido, que están en las hojas y el tallo de la planta. Prepara una infusión con 15 g de hojas secas por un litro de agua.

La albahaca sagrada o tulsi: es una de las plantas que combate las infecciones virales porque potencia el sistema inmunológico. Un estudio aseguró que la suplementación con 300mg de extracto de albahaca sagrada aumentó significativamente los niveles de células T helpers y killers que ayudan a proteger y defender su cuerpo de las infecciones virales.

Hinojo: planta con sabor dulce que combate ciertos virus, por sus compuestos como el transanetol. Son las hojas y las flores cuando están secas las que se pueden consumir en ensaladas y salsas. Para una infusión rápida, de 10 minutos, solo basta añadir al agua hirviendo 5g de semillas secas y listo.

Ajo: es un antivírico. En estudio en probeta se pudo comprobar que tan eficaz es contra el tratado de los virus. Se recomienda consumirlo crudo para aprovechar sus propiedades. Si lo vas a cocinar, pícalo media hora antes para que interactúen sus principios activos y enzimas.

Equinácea: es las más usada en fitoterapia para estimular la inmunidad. Aunque pueden tomar las flores o la raíz, lo recomendable es recurrir a presentaciones como comprimidos y tinturas con contenido estandarizado.

Bayas de saúco: se ha usado tradicionalmente para tratar resfriados y gripes. Un estudio encontró que el saúco alivia los síntomas de las vías respiratorias superiores causados por infecciones víricas.

Regaliz: es una de las plantas para luchar contra los virus de la gripe y neumonía. Algunos estudios encontraron que sus principios activos eran capaces de eliminar el virus del SARS, similar y más grave que el coronavirus de Wuhan. Si deseas prepararlo en infusión, lo primero que debes hacer en cortar un palito de raíz y lo cortarás en finas rodajas. Cuando el agua esté hirviendo agrega una cucharada de regaliz y hierve por unos minutos, luego, la retiras del fuego. Antes de colarla para ser consumida debes esperar 10 minutos.

Jengibre: es antiinflamatoria y antiviral gracias a su concentración de compuestos como los gingeroles y zingerona, que inhiben la replicación de los virus y que penetren en las células sanas. Puedes tomar comprimido de extracto seco o prepararte una infusión con rodaja de jengibre fresco.