in

El café y el chocolate aumentarían la inteligencia, esto revela la investigación

Ambos productos comparten ciertas sustancia y hay algunas que de seguro nunca conocías.

Cuando no dormimos nuestro aliado es el café y ni qué decir del chocolate que es un gran apoyo emocional en las mujeres. El químico que el café y el cacao tienen en común, es la cafeína y todos lo saben. Tendemos a agrupar todos los beneficios del café en cafeína y con el cacao o chocolate, podemos recordar diferentes informes sobre los flavonoides. Pero los dos tienen otras sustancias químicas que han demostrado aumentar la capacidad cognitiva y proteger nuestro cerebro.

El café contiene 6 ingredientes activos que contribuyen de manera diferente a la salud de nuestro cerebro. La cafeína es solo una de ellas. Estos son los seis químicos:

Cafeína

Contiene un alcaloide llamado metilxantina, se dice que este químico interrumpe los receptores de adenosina o los receptores que nos dicen cuando ir a dormir. Esta interrupción proviene del sistema nervioso central, lo que proporciona un estado de alerta temporal, concentración y mejor memoria después de beber una taza de café.

Ácido clorogénico

Se encuentra en los granos de café verde, una vez que se hayan tostado, el ácido clorogénico prácticamente desaparece. Algunos creen que es una ayuda para reducir la absorción de carbohidratos en el sistema digestivo, reduciendo el azúcar en la sangre y la producción de insulina.

Ácido quínico

Se produce a medida que el ácido clorogénico se descompone en el proceso de tostado. Ayuda en la producción de triptófano y nicotinamida en el intestino, que es esencial para la reparación del ADN.

Ácido cafeico

Este ácido es donde los científicos creen que se originan algunas de las propiedades antioxidantes del café. El ácido cafeico es parte de la familia de los polifenoles.

Quercetina

Contribuye a las propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antivirales y antiinflamatorias del café. También es reconocido por prevenir la degradación de los lípidos de los radicales libres, permitiendo la coagulación de la sangre, el flujo de nutrientes a través de las paredes de los vasos sanguíneos y estimulando la formación masiva de mitocondrias.

Fenilindano

Este químico actúa como un inhibidor dual en dos proteínas principales, que se han relacionado con la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson, el Amiloide B y la Tau. Estas proteínas trabajan juntas para crear placas en las neuronas cerebrales y luego enredan la sinapsis que conectan el proceso de comunicación entre las neuronas.

El chocolate aumenta la inteligencia

El chocolate negro o el cacao, tiene los mismos maravillosos beneficios que obtenemos de la cafeína. Además, agrega una bonificación: flavonoides, los cuales funcionan como antiinflamatorios y antioxidantes. Los flavonoides pueden atravesar la barrera hematoencefálica y almacenarse en áreas del cerebro que afectan el aprendizaje y la memoria, como el hipocampo, la corteza cerebral, el cerebelo y el cuerpo estriado.

Los flavonoides pueden comunicarse directamente con las neuronas y las sinapsis en el cerebro. Esto sirve para proteger como para mejorar, ya sea aumentando la producción de proteínas para crear nuevas neuronas o protegiendo las que ya existen. Esta capacidad se presta para ayudar a prevenir el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson.

Por otro lado, los investigadores demostraron que los flavonoides contribuyen a la salud cardíaca y vascular. El flujo sanguíneo saludable no solo es necesario para el cuerpo, sino que también es crucial para el desarrollo y la salud en el cerebro.

Por lo tanto, el chocolate negro puede producir una mejora inmediata en la función cognitiva, al igual que el café. Los altos niveles de flavanol en el chocolate negro demostraron una mejor memoria de trabajo espacial y tiempos de reacción. Procesamiento de información visual mejorado con altos niveles de flavanol.

Además, el chocolate tiene la capacidad cognitiva beneficiosa para realizar tareas con falta de sueño en el caso de las mujeres. Los flavonoles en el chocolate ofrece mejoras cognitivas más fuertes que las bebidas lácteas de chocolate u otras bebidas bajas en flavanol. En todos los casos, mejora la circulación cardiovascular y vascular en el cerebro; por último, no hay indicios de cambio de comportamiento por la ingesta de cacao.