in

Cuando tienes un bebé en casa tu comida ya no es tuya, lo aprenderás siendo tía

Existen muchos motivos por las que muchas mujeres han decidido no ser madres y es que es una gran responsabilidad.

Ser tía es lo mejor que te puede pasar en la vida. Disfrutar la compañía de tus sobrinos por unas horas y después sus padres se encargan de ellos. Puede que ser mamá es algo satisfactorio, respetando las decisiones de aquellas que han decidido no tener hijo. Sin embargo, hay un cierto grupo de mujeres que por el momento no está en sus planes ser madres. Si desde hace mucho has decidido aún no tener un bebé, porque prefieres seguir disfrutando tu papel de tía. Entonces, te contamos que es lo que aprenderás y aprendiste, aunque no te hayas dado cuenta.

Con un bebé en casa tu comida ya no es tuya

Ya no podrás esconder gomitas, galletas o guardar el pedazo de sándwich en el refrigerador. Toda golosina o alimento que le resulte delicioso será devorado por el pequeño que tienes como sobrino. Ofrecerles las gomitas a tus sobrinos te parecerá algo lindo, pero cómo será el día que te conviertas en madre.

Es una excelente idea esperar a ser mamá

Toda madre ama a sus hijos y es capaz de hacer todo por ellos. Pero cuando eres una mujer que todavía no ha cumplido con muchos de sus sueños: viajar, tener una carrera, éxito profesional, etc. Es cuando no puedes ser madre porque crees que serás una frustrada. Se trata de saltarte un paso importante de tu vida y que pronto te pasará factura. Aunque siendo madre puedes cumplir con tus sueños.

Disfruta a tu pareja antes de tener hijos

A muchas chicas su reloj biológico parece que les falla y todas quieren casarse, tener hijos y formar una familia. En proceso algunas mujeres olvidan que fueron pareja y con el pasar del tiempo su relación se va marchitando. Un matrimonio no tiene que ser igual a ser padres. Se debe dar un paso tranquilo para ser felices y criar a niños felices.

Es preferible tener hijos con un buen padre

Busca un buen papá para tus hijos si es que buscas ser madre un día. No todos los hombres serán buenos padres y en muchos casos se ha visto niños criando niños. Es por esta razón que muchos niños crecen con muchas inseguridades. Hay padres que en sus expresiones se les puede notar que no estaban preparados para esto.

Ser madre es una crítica constante

Cuando eres madre pierdes la identidad en la escuela, porque no eres tal persona, sino la madre de mengano. Muchas madres dejan de cuidarse, de hacer ejercicio, de arreglarse, pero lo más impactante es que deja sus sueños de lado. Es frustrante como las mamás se critican la una a la otra sin pensarlo. La que trabaja y sigue sus sueños es una bruja, pero si te dedicas a ser madre por tiempo completo eres una conformista.

Ser el ejemplo de un niño es mucha responsabilidad

Cuando eres tía te da la lección de la responsabilidad que implica ser madre. No solo eres el ejemplo para tu niño, sino que eres su sustento y en todo sentido: emocional, físico, mental, espiritual y económico. Tener un hijo no es nada económico y tampoco es la respuesta a tu soledad, a los males de tu matrimonio y no es la excusa perfecta para dejar de trabajar.

No se debe tener hijos para cumplir con la idea de tener una familia

Se ha visto muchas veces como los niños cuando terminan de hacer algo buscan con la mirada a su mamá y está pendiente de su celular. También ocurre que las mamás están atentas a sus hijos, pero están muy deprimidas. Se debe tener cuidado con el motivo de porque se quiere ser madre, porque se olvida que esa personita absorberá todo de ti, la felicidad y hasta lo problemas.