in

Contar porqué tu esposo se quedó sin trabajo, estas y otros problemas que no tiene que saber tu madre

En los problemas matrimoniales no se debe meter nadie, ni tu mamá ni tu suegra. Todo debe ser solucionado con tu pareja.

Casi todos los hijos tienen una relación maravillosa con sus madres; pero eso no la hace merecedora de que le cuentes todos los detalles de tu relación actual porque puede tener terribles consecuencias. Recuerda, para tu madre siempre serás su hijitas o hijito y su instinto de protección será invaluable; así que mejor evítate problemas con tu pareja. Es por eso que hoy te contaremos los problemas matrimoniales en las que ni tu mamá ni nadie se puede meter.

Problemas personales de tu matrimonio

Si tu pareja te ha contado algunos de sus problemas es porque confía en ti. Contárselo a cualquier persona o a tu madre es de mala idea. Cuando alguien te ha confiado un secreto es mejor quedarse callada porque es muy probable que en alguna reunión familiar a tu mamá se le salga el secreto o pregunte sobre el tema.

Cuentas porqué tu pareja se quedó sin empleo

Los problemas profesionales o financieros de tu pareja deben quedarse en casa y no tiene que saberlo tu mamá porque son temas muy delicados y por algo tu esposo te ha confiado esto a ti. Contarle a tu madre lo mal que le va a tu pareja en el trabajo no es algo que tu progenitora quiera en su yerno.

Las noches con tu pareja

Jamás en tu vida debes contarle a tu madre detalles tan tuyos y de tu pareja. Nos referimos a los problemas en los momentos románticos o lo que haces con tu esposo porque es solo para ustedes. Si quieres discutir algún problema concerniente a este tema la mejor persona para hacerlo es con tu pareja.

Las pequeñas peleas en el hogar

Esas pequeñas peleas que surgen en la familia son normales. Pero si le cuentas a tu madre, lo que generarás es que enemistes a tu mamá con tu esposo cada vez que ocurra una discusión. Al final del día te reconciliarás y tu madre quedará con una imagen de haberte visto llorar.

Imperfecciones de tu relación

Habrás escuchado que ninguna relación es perfecta y las imperfecciones también son parte de nuestra vida. Cada cosa que no te gusta de tu relación no se la tienes que contar a tu mamá. Es normal que se le cuente todo lo malo cuando estás enojada y muy pocas veces lo bueno cuando estás feliz. Es por eso que muchas personas creen que tu relación es un desastre.

Detalles del cuerpo de tu pareja

Si tu pareja tiene un lunar en la entrepierna, tu mamá no tiene por qué saberlo y menos otros detalles que solo tú debes conservar. Todo esto es muy personal, pero si quiere chismearlo con alguien más puede ser tu mejor amiga.

Cómo están sus finanzas

No es nada inteligente meter a tu madre en el tema de cómo manejan su dinero. No hagas que tu mamá les dé un curso de finanzas personal, lo cual puede hacer enojar mucho a tu esposo. Puede ser que le pidas una opinión, pero es un tema muy delicado, así que mejor no.

Infidelidad

Si decidiste perdonar a tu esposo después de haberle conocido una infidelidad, es preferible no contárselo a tu madre. Tu mami solo quiere protegerte y si llega a decir lo que él hizo puede que rompa la buena relación que hay entre tu madre y tu pareja.

Educación de tus hijos

La manera en tu pareja y tú han decidido criar a sus hijos no es tema de nadie. No le incumbe a tu suegra, ni a tu madre.

Secretos de familia de tu pareja

Tu esposo te ha confiado los secretos de su familia es por la confianza que le demuestras, pero no es para que vayas por ahí contándolos. Así como a ti no te gustaría que tu suegra conozca los secretos más guardados de tu familia. Todos estos detalles deben quedar en tu matrimonio.