Científicos afirman que oler la comida engorda, no es broma

No es broma, según la Universidad de Berkeley (California), afirman que el olor de la comida tiene su efecto en el metabolismo. Para ello quisieron ver si esta relación era efectiva.

El estudio quería saber si el olfato y la acumulación de grasas tenían relación. Para llegar a ese resultado, usaron tres grupos de ratones: uno con un olfato normal,  un olfato que estuvo brevemente limitado y otro que tuviera un gran olfato.

Los tres grupos de ratones comieron la misma cantidad de comida pero aquellos que tenían el olfato alterado apenas ganaban algo de peso. Este resultado sorprendió a todos cuando vieron que el otro grupo que tenía el olfato normal sí engordaron hasta en un 16%.

Los investigadores concluyeron que oler la comida engorda, para ello después de la prueba con los ratones iniciaron una hipótesis. El olor advierte al cerebro que ya es el inicio de la comida y pone al metabolismo en modo ahorro, pero sin olerlo no provocaría estos cambios.

Aunque apuntan que estas conclusiones aún no se ha probado en humanos, el estudio espera que a futuro si se pueda realizar y así concluya este proceso de que el olor provoca el aumento de peso.

 

Mujeres que crecen sin padre suelen ser más inteligentes, revela estudio

Las mujeres de baja estatura son las más violentas y lo dice la ciencia