Cerrada en casa ajena

¡Se salvaron por un pelo!

Gato engreído