Anticuerpos de pacientes con COVID-19 pueden salvar a otros en la primera etapa del virus

El resultado fue explicado por un grupo de científicos de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

Sigue la búsqueda de la vacuna contra el coronav1rus y esta vez un grupo de científicos el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Aislaron los anticuerpos de personas que hasta la fecha siguen 1nfectadas y que se encuentran entre los más potentes para neutralizar el SARS-CoV-2.

Los especialistas aseguraron que los anticuerpos podrían ser producidos por las compañías farmacéuticas. Así, salvar a las personas que están en la primera etapa del v1rus, en especial a los ancianos. Se tiene una colección de anticuerpos que es más potente y diversa en comparación con otros anticuerpos que se han encontrado hasta ahora.

Los anticuerpos están listos para ser desarrollados en tratamientos, explicó el líder del trabajo, David Ho, director científico del Centro de Investigación del Sida Aaron Diamond y profesor de Medicina en el Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia.

El estudio publicado en la revista Nature, los científicos aseguraron que los anticuerpos son fuertemente neutralizantes. Además, proporcionan una protección significativa contra el COVID-19 en hámsteres. Ahora están preparando más pruebas en animales y personas. Pero el desarrollo y la aprobación de los anticuerpos para su uso como tratamiento suele llevar menos tiempo que los medicamentos convencionales.

El enfoque es parecido al uso del suero para convalecientes de los pacientes de COVID-19, pero más efectivo. El suero para convalecientes contiene una variedad de anticuerpos. Pero debido a que cada paciente tiene una respuesta inmunológica diferente. El plasma rico en anticuerpos que se usa para tratar a una persona puede ser diferente del que se administra a otra, con concentraciones variable e anticuerpos neutralizantes.

Mujer honesta

Mujer no podía mover su brazo, no tenía síntomas, pero dio positivo a COVID-19