in

9 increíbles animales que el hombre se encargó de extinguirlos

Estos son los animales que han dejado de existir en los últimos años por culpa de los humanos.

Sabías que en el mundo existen diferentes animales muy exóticos y únicos en su especie, los cuales adornan el paisaje. Sin embargo, hay muchas aves, sapos, tigres, osos y demás animales que el ser humano ha extinguido.

Sapo Dorado

Este animal habitaba en el bosque nuboso de Monteverde en la provincia de Puntarenas en Costa Rica y se le declaró extinto en 1989. A pesar de que en 1987 se tenían registros de 1500 ejemplares, todos desaparecieron en poco tiempo.

Alca gigante

Esta ave no podía volar; pero, tenía ciertas habilidades para el buceo, medía un metro de altura y pesaba 5 kilogramos. Al ser un animal hermoso se convirtió en el objetivo de los coleccionistas, de acuerdo al museo británico de historia natural. El último se extinguió en 1850.

Pato poc

Es de origen guatemalteco y tenía una longitud de 50 cm y la causa de su extinción en 1987 se debió a que los pescadores acabaron prácticamente la principal fuente de alimento de estos animales.

Visón marino

La exótica piel de este mamífero provocó que los cazadores acabaran con ellos y fue en 1860 que se dio por extinto. Se encontraban en Estados Unidos y Canadá. Actualmente, el Visón americano podría ser considerado una versión miniatura del animal original, ya que llegaba medir 61 centímetros y el americano solo de 35 a 45 centímetros.

Dodo

Esta ave media un metro de altura, poseía una enorme cabeza y un pico largo. Existieron dos tipos; el Dodo común se extinguió entre 1665 y 1670 y el Dodo blanco extinto en 1761. Los humanos son los culpables de su desaparición, ya que sus preciadas y hermosas plumas eran lo que más llamaba la atención del hombre.

Tigre de Tasmania

También conocido como Lobo Marsupial o Tilacino era un animal lleno de misterio. En 1936 falleció en cautiverio el último ejemplar en el zoológico de Hobart, en Tasmania. Los pastores fueron acabando con la vida de estos animales porque se comían sus rebaños de ovejas y así fue que poco a poco esta especie desapareció.

Oso mexicano

Era una subespecie del oso pardo, quien lamentablemente tuvo una rápida extinción. De hecho, era uno de los mamíferos más grandes y pesados de México. Llegó a medir cerca de 2 metros y a pesar más de 300 kilogramos. Desde el siglo XIX el hombre empezó a poblar su hábitat por lo que los osos se vieron desplazados y no encontraron un lugar con las condiciones necesarias para su supervivencia.

Bucardo

En el año 2000, esta subespecie de cabra montés se dio por extinta. Sus cuernos eran codiciados, por lo que la caza de estos animales fue desmedida. Sin embargo, en el 2003, científicos del Gobierno de Aragón en España lograron clonar a una hembra de dicha especie. Lamentablemente, el animal murió poco después por complicaciones respiratorias.

Quagga

Es la subespecie de las cebras. Su pelaje era rojizo y tenía rayas únicamente en la parte delantera de su cuerpo. Como su pelaje era muy cotizado y su carne muy aclamada, la caza de estos animales hizo que se extinguieran rápidamente. En 1883 murió el último de su especie en el zoológico Natura Artis Magistra de Ámsterdam en Países Bajos.