7 paisajes latinoamericanos que han servido de locaciones para grandes películas

Se ha usado locaciones de México, Argentina, Chile y otras locaciones latinoamericanas.

Cuando vemos algunas películas estadounidenses imaginamos que todo el rodaje se llevó a cabo en un estudio de ese país. Para nuestra sorpresa, algunas producciones eligieron lugares fuera, principalmente en Latinoamérica, para grabar ciertas escenas. Castillos, cascadas, ríos, pueblos mágicos y otros sitios que parecen de película son solo algunos de los espacios que han servido como sets de famosas cintas de amor, acción y drama.

Romeo + Julieta, de William Shakespeare (1996): Ciudad de México, México.

Esta adaptación moderna de William Shakespeare cuenta la historia de dos enamorados en Verona Beach. La locación de la película fue en gran parte en la Ciudad de México. Ahí se filmaron algunos de los momentos más emblemáticos, como el encuentro entre Romeo y Julieta, el cual ocurrió dentro del Castillo de Chapultepec, importante construcción que guarda la memoria de la historia del país.

La Mexicana (2001): Real de Catorce, México

Jerry viaja a México para recuperar una antigua arma a la que llaman “la mexicana”, y así saldar su deuda con la mafia. En su misión descubre que aquel objeto no sería tan fácil de transportar, ya que cargaba con una maldición. Pero debe hacer todo lo posible para conseguirlo, pues ahora no solo su vida depende de ello, sino también la de su novia, quien es secuestrada.


Apocalypto (2006): Veracruz, México

Mel Gibson dirigió dicha película basada en la cultura maya de Mesoamérica. En la historia puede verse al personaje Garra Jaguar correr entre la selva para escapar de sus captores. Esta escena fue grabada en Veracruz.

Hulk: el hombre increíble (2008): Río de Janeiro, Brasil

Bruce Banner llega a Rocinha, Brasil, tras huir del ejército que lo busca para usar sus poderes como Hulk en terribles actos. En la favela trabaja dentro de una fábrica de embotellado, mientras sigue buscando la cura para su condición, la cual lo convierte en un ser de gran fortaleza física.

007: Quantum (2008): Antofagasta, Chile

Para la producción de esta película tuvieron que visitar paisajes latinoamericanos. Uno de ellos fue el de la Región de Antofagasta, donde se encuentra el desierto de Atacama. Ahí rodaron las escenas en las que James Bond y su asistente, Camille, encuentran al miembro de la organización Quantum, quien planea una conspiración contra el estado en Bolivia.

Piratas del Carib: Navegando en Aguas Misteriosos (2011): Palominitos, Puerto Rico

En la cuarta entrega de la saga Piratas del Caribe, el Capitán Jack Sparrow regresa a vivir una aventura llena de acción junto con Angélica. Ella es hija de Barbanegra, por lo que Sparrow teme que esté con él solo para vengar a su padre. Ante la sospecha, la abandona en una pequeña isla con la intención de que después un barco la encuentre. La escena fue filmada en Palominitos, islote que se encuentra a 600 metros de la isla Palomino, localizada frente a la costa de Fajardo, en Puerto Rico.

El renacido (2015): Ushuaia, Argentina

Inspirada en hechos reales. La película cuenta la historia del explorador Hugh Glass, quien fue abandonado por sus compañeros de excursión luego de sufrir el ataque de un oso que casi terminó con su vida. Guiado por el deseo de ver a su familia, Glass se enfrentó a las extremas condiciones del lugar y luchó por sobrevivir. Algunas escenas fueron grabadas en Ushuaia, ciudad argentina que se encuentra en la provincia de Tierra del Fuego, especialmente en la curva del rio Olivia, donde se desarrollaron los últimos momentos de esta adaptación de la novela de Michael Punke.

Cómo lucen y qué hacen ahora los actores de Orgullo y prejuicio, 15 años después de su estreno

Atrapa al esqueleto enamorado