7 cosas que se ven apetitosas, pero la realidad es otra

Aunque estas cosas se ven apetitosos, pero no se deben confundir.

Pizzas, espaguetti, quesos, trozos de carne asada, budines, pasteles y golosinas. ¿Quién puede resistirse a esos manjares? Solo ver sus imágenes alcanza que despierte el apetito. Sin embargo, hay veces en que las apariencias engañan y algunos objetos que no son para nada comestibles simplemente lucen apetitosos.

Pastel de frambuesa

Este parece un irresistible pastel de queso con frambuesas, pero en realidad es una piedra, así que no se podrá comer y las ilusiones quedan deshechas para aquellos que pensaron que podían degustarlo.

No es un refresco

Muchos se confundieron al ver esta atractiva botellita. Pues, algunos creen que se puede beber porque en la etiqueta dice “soda” y tiene retratado algunas futas, pero eso no indica que sea bebible.


Dulces adornos

¿Han visto aquellos pines que sirven para decorar mochilas, cartucheras, casacas y hasta gorras? Hay algunos que son muy divertidos y otros que son dulces y dan ganas de comérselos, pero no se deben confundir porque no son comestibles.

Pizza irresistible

A esta pizza la han decorado tan bien que parece de verdad y aquel que la ve le será imposible resistirse. ¿A poco no te provoca probar una tajada? Pero hay que volverla en realidad.

¿Esto es queso rallado?

Aquel que se le ocurrió crear en casa detergente casero para ropa, pero tuvo que evitar o no dejarse tentar por tomar un poco de este “queso rallado”. ¿Se imaginan que cosa se siente tener un poco de detergente en la boca?

Una carne deliciosa

Para aquellos amantes de la carne de cerdo y si es a la parrilla, mejor. Seguro que al ver esta foto no se resistirán a darle una probada a esta carne asada, pero lo que no sabe es que son pedazos de cedro.

Zapatilla con caramelo

A veces las plantillas de las zapatillas se pueden derretir por exponerse demasiado al sol o algún aparato que tenga mucho calor. Pero este joven le pareció tener caramelo en su calzado.

9 famosos que se tatuaron para homenajear a otras personas, aunque algunos se arrepintieron

Atrapa al avión